948 18 08 56 lamitek@lamitek.net

 

Las terrazas de los bares y restaurantes de Pamplona tendrán a partir de hoy un nuevo horario de servicio, que variará según la época del año, y que será más reducido del que disfrutaban hasta ahora. Así se especifica en la nueva ordenanza de terrazas, que entra hoy en vigor tras su publicación ayer en el BON, y que regula además las características que deben tener estos espacios, las condiciones de ocupación de la vía pública y de funcionamiento, así como el régimen jurídico y sancionador a aplicar.

Con la nueva normativa, en el denominado horario de verano entre el 1 de mayo y el 30 de septiembre los establecimientos podrán abrir desde las 9.00 de la mañana hasta la 1.00 de la madrugada del día siguiente, pudiéndose prolongar una hora más los sábados, domingos y festivos. El resto del año, entre el 1 de octubre y el 30 de abril, el horario estará comprendido entra las 9.00 y las 24.00 horas, con la posibilidad de que los locales puedan ampliarlo dos horas más los sábados, domingos y festivos. Esta norma no es aplicable para San Fermín y otras fechas singulares. «Hasta ahora no había un horario especial, sino que las terrazas tenían el mismo que duraba la actividad», explica Carlos Albillo, gerente de la Asociación de Comercio, Hostelería y Servicios Casco Antiguo. Es decir, abrían hasta las 2.00 o 2.30 horas.

Asimismo, la nueva ordenanza estipula que las terrazas deberán colocarse junto al bordillo de la acera de los edificios donde están los locales para permitir el paso de discapacitados. La instalación deberá respetar además un paso peatonal libre de obstáculos de 1,80 metros de anchura como mínimo y, en el caso de las aceras muy estrechas, se permitirá la colocación de barriles y taburetes si no es posible poner mesas y sillas. Esta especifidad afecta de manera especial a buena parte de los locales hosteleros del Casco Viejo, donde muchas aceras son poco anchas.

De manera excepcional, cuando la acera sea también demasiado estrecha, la normativa permitirá a un bar o restaurante instalar la terraza sobre un suplemento de calzada. En este caso, se podrán ocupar las plazas de aparcamiento que exclusivamente tuviesen frente a su fachada.

La ordenanza es especialmente exigente con los locales del Casco Viejo y el Ensanche. Mesas, sillas y demás mobiliario deberán reunir unas características estéticas muy determinadas. Además, solo podrán exhibir publicidad del establecimiento donde se ubican, quedando reducida la publicidad comercial a parasoles y sombrillas, con un «diseño discreto», y en una superficie muy pequeña (el 10% del tamaño del elemento).

La nueva normativa prohibe asimismo los toldos laterales, la instalación de equipos de música o televisores, y las sanciones por el incumplimiento de la reglamentación oscilarán entre los 60 y los 6.000 euros.

SEIS MESES DE ADAPTACIÓN Pese a entrar hoy en vigor, los hosteleros dispondrán de un plazo de seis meses para adaptar sus terrazas a las exigencias de la nueva ordenanza, mientras que los locales que soliciten a partir de ahora permiso para instalarlas deberán ajustarse ya a la normativa.

Desde AEHN, la Asociación de Empresarios de Hostelería de Navarra, su secretario Nacho Calvo valoró que se trata de una norma «buena, necesaria y consensuada», excepto en lo relativo al horario: «Lo queríamos como hasta ahora. Es algo que nos perjudica, porque no es el momento para reducir nada». En la misma línea se expresó Carlos Albillo. «No es la ordenanza que hubiésemos querido. Creo que no responde a las necesidades del sector y supone un retroceso a lo que era la situación actual», aseguró.